Carta de un suicida

Me liberé y los libere. Encontré esa paz tardía venida en lo que todos temen. Soy un poco menos infeliz… planeando los pasos, preparando las maletas, entregando y pidiendo perdón por las decepciones… Solo será un instante, un poco más de su tiempo invadido por mi presencia… Acabará su calvario y el mío. Nos despediremos para siempre. Un adiós eterno, un adiós sin prisa, un momento en el que respiro para extinguirme en esta brisa.

(carta de un suicida)