Un ser rumiante

La tranquilidad me sabe a duda
no quiero tratarla.
El dolor es fuego lacerante en mi entrañas
no quiero tragarlo.

Voy a bocanadas de humo lento
voy a bocanadas simples de existencia
voy a sorbos lentos de ruido


voy a tragos mínimos de miseria. 
Vuelvo a masticar, sin tragar lo amargo,
escupiendo pedazos de mis entrañas.
succionando con la lengua las heridas que no entiendo
rejurgitando las palabras con patas de araña.
¿No vivo para ser entendido?
¿No trago la escena pacífica que me dan?
Envuelto entre enigmas y perdido, 
llamado injustamente trastornado mental.
No me saben a paz los diálogos vacíos
que devuelvo a mi boca sin esencia de color.
Busco a tientas la orilla de los abismos
Evitando los cristales rotos del dolor.
Sin seguridad, con el plato en la mesa
tan sólo intento sobrevivir a la incertidumbre.
Falsos sabores alrededor de cada era
aún no me rindo a su mansedumbre.
Pinto cuadros diferentes, a mis ojos
devolviendo el maldito bolo alimenticio
no he de tragar cualquier despojo
de seres humanos emitiendo su juicio.
Soy diferente en cada sentido,
comprendo las cosas en mi propia lógica.
Tal vez soy raro, solitario y algo herido
pero, existo en esta dimensión morfológica.
Soy rumiante de partículas insalubres de esta vida. 

Nancy BlueAngl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s