Trastorno de Rumiación. Masticar comida que devuelves.

Regurgitación

Hola a todos una vez más, cómo les pintó esta semana?. Se que he tenido un poco abandonado esto de la escritura pero, ya estoy de regreso con todas las ganas de seguirles dando mucha información. Hoy hablaremos de un padecimiento que pocos conocen: el Trastorno o Síndrome de Rumiación.

Empecemos con la definición: “regurgitación sin esfuerzo, de comida recientemente ingerida hacia la boca con la subsiguiente remasticación, redeglusión o expulsión” (Morís, 2013)

Sí, leíste bien, los pacientes con Trastorno de Rumiación regresan el alimento ingerido para masticarlo de nuevo, tragarlo otra vez o en su defecto escupirlo, algo parecido a lo que hacen los camellos.

 

Anteriormente sólo se consideraba a los niños pequeños y a pacientes con algún problema mental para ser susceptibles a padecer este trastorno, hoy en día se sabe que la rumiación es mucho más común de lo que se cree aunque aún no se tienen datos exactos.

 

Y claro, te preguntarás, ¿porqué no se tienen datos exactos?, porque muchas veces, este Trastorno se confunde con el reflujo gastroesofágico, los vómitos o la gastroparesia, por tanto, muchas personas pueden presentarlo pero su diagnóstico no es acertado por tanto no se tiene una cuenta exacta.

 

Entonces, ¿cómo puedes saber si es Rumiación o un problema gástrico?, pues conociendo las características del trastorno que son las siguientes:

 

1 . La regurgitación ocurre unos minutos después de iniciar o finalizar tus alimentos

 

2 . Se produce sin esfuerzo y es voluntaria. (un vómito necesita esfuerzo por parte de tus músculos, la regurgitación solo necesita distensión del abdomen seguida de una contracción del recto abdominal).

 

3 . La comida es parcialmente reconocible y tiene un gusto agradable debido a que no regresa con jugos gástricos como en el caso de un vómito.

 

4 . La decisión de regurgitar es tomada, no es algo que sucede de pronto.

 

5 . Durante el día se presentan náuseas, estreñimiento o diarrea, pirosis y molestias abdominales.

 

6 . Puede existir una pérdida de peso

 

y ¿Cómo lo resuelvo?

 

Existen tratamientos médicos enfocados a disminuir los síntomas y proteger la mucosa esofágica que se maltrata cada vez que se usa para sacar comida en vez de introducirla, pero, la base de la remisión de este trastorno es la modificación del comportamiento mediante la terapia.

 

Así que recuerda, si te identificas con algo de lo que te conté o conoces a alguien  que ingiera cosas que no son alimento  debes buscar apoyo profesional, así que no dudes en contactarme en mi twitter @Psico_Descubrir en mi mail psico.descubrimiento@gmail.com o en la sección “contacto” de esta página.

 

Nos leemos pronto

 

PD: En la referencia que te dejo viene la liga con una tesis completísima de este tema, si te interesa date una vuelta por ahí.

 

Morís, F. M. (2013). Mecanismos fisiopatológicos de la Rumiación. España: Universidad Autónoma de Barcelona. Recuperado de: https://ddd.uab.cat/pub/trerecpro/2013/hdl_2072_209632/TR-MorisFelgueroso.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s